0
Posted November 14, 2013 by admin in Televisión
 
 

Recuento de el capítulo 180 de Porque el amor manda


Jesús le informa a Alma que la policía no detuvo a Verónica, y quedan de verse en la PGR. Delia le avisa a Astudillo del asesinato de Cynthia. Así comienza la búsqueda del auto de Verónica.

Valentina y Verónica siguen disfrutando de su día de campo. Mientras Jesús y Alma están desesperados, por no tener noticias. Saben que Verónica es muy peligrosa pues mató a Cynthia, y Jesús no se perdonará si le pasara algo a Valentina.

Jesús le  llama a Chatita para pedirle que no deje entrar a nadie.  Marcia le regala una computadora a Ray y le dice que quiere adoptarla como su hija. Patricia se entera de lo que hizo Verónica y se preocupa por Fernandito. Va por él para protegerlo.

Verónica le da somníferos a Valentina para dormirla y le pide a Satán que se lleve a Valentina a un escondite. Verónica le llama a Jesús, para citarlo solo, le advierte que si le dice a la policía o a Alma, Valentina se muere.

Jesús le miente a Alma y sale hacia donde Verónica lo citó. Alma sospecha que Jesús esconde algo y se queda preocupada. Todos en la oficina se enteran del secuestro de Valentina y se angustian pues Verónica sigue libre y la niña en peligro.

Valentina asustada muerde a Satán, quien logra domina y le da más somníferos.

Alma le avisa a Delia que Jesús salió y no le dijo a dónde, y que estaba muy raro. Intuyen que contactó a Verónica, y ahora creen que Jesús y Valentina están en peligro.

Jesús le advierte a Delia que no intervenga para, no poner en peligro a Valentina. Delia rastrea la llamada. Chatita y Alma muy angustiadas por Valentina y por Jesús.

Verónica prepara un encuentro romántico con Jesús. Se viste de novia, pero él sólo quiere saber dónde está su hija. Jesús toma del cuello a Verónica para obligarla a decirle dónde está Valentina. Ella dice que si la mata, nunca lo sabrá. Verónica domina la acción. Jesús debe aguantarse.

Verónica le dice a Jesús que quiere escucharlo decir que la ama y que la bese con deseo como ella lo desea. De él depende que Valentina siga viva. Verónica lo besa. Verónica besa a Jesús quien no corresponde. Ella furiosa, se aparta y dice lo acusa  de mentiroso.